Sal y sodio en algas marinas

¿Qué es el sodio?

Un elemento químico, pero, más importante aún, el sodio es un nutriente esencial. Eso significa que los humanos lo necesitan para sobrevivir. 

La Organización Mundial de la Salud (OMS) lo dijo de la mejor forma cuando explicaba que “es necesario para el mantenimiento del volumen de plasma, balance del ácido-base, transmisión de impulsos nerviosos y el funcionamiento normal de las células” (OMS). 

Eso significa que tu sangre y celulas cerebrales no funcionan de manera apropiada a menos que haya sodio en tu sistema. 

¿Hay una diferencia entre “sal” y “sodio”? 

 

Respuesta corta: Sí. 

 

Respuesta larga: ¡Claro que sí!

 

El sodio es un elemento por sí mismo y la sal es una combinación de dos minerales, sodio y cloruro (ó Na + CI según sus nombres químicos). 

 

La sal de mesa, el supuesto ejemplo pródigo del sodio, está compuesta de alrededor de un 40% de sodio y 60% de cloruro. 

 

¿Yo no debería estar comiendo sodio del todo?

 

Lamentamos romperte la burbuja, pero no. 

 

Probablemente has escuchado que entre menos sal comas, más saludable eres. Pero esas son noticias falsas. 

 

La verdad es que tu cuerpo necesita esos preciados poquitos de sal para sobrevivir otro día más. 

 

La clave está en el balance. No deberías ni comer mucho ni muy poquito sodio. De hecho, hay estudios que han demostrado que digerir muy poquito sodio puede ser dañino.

 

Una deficiencia en sodio puede conllevar a mayores niveles de colesterol e inclusive a la resistencia de insulina. Eso va de la mano con una aumentada tasa de mortalidad debido a bajo consumo de sodio en personas que tienen ciertos tipos de diabetes, entre demás complicaciones posibles.

 

Si te interesa, ampliamos sobre este tema más abajo, en la sección de riesgos de salud por bajo consumo de sodio. 

 

Entonces, ¿cuáles son las cantidades recomendadas de consumo diario de sodio? 

 

Las opiniones de los expertos varían, pero la cantidad máxima de sal que se recomienda consumir es un promedio de 5 gramos al día. Esto debería proveer la cantidad de sodio necesaria para evitar riesgos de salud. 

 

El gobierno del Reino Unido, por ejemplo, no recomiendo más de 6 gramos de sal por día (eso equivale a una cucharadita), lo cual es el equivalente a alrededor de 2.4 gramos de sodio al día para los adultos. Sugieren inclusive menos para los niños. 

 

Sin embargo, las últimas cifras arrojadas por la Organización Mundial de la Salud (OMS) muestran que un adulto promedio en realidad consume entre 8 a 12 gramos de sal al día (que son alrededor de dos cucharaditas). 

 

Para poner las cosas en perspectiva, ten en cuenta que una cucharadita de sal (cucharadita, no cucharada) contiene alrededor de 2.3 gramos de sodio. En ese sentido, el consumo diario recomendado de sodio va entre los 3 y 7 gramos, lo cual es la cantidad óptima para evitar enfermedades. 

 

Te mostramos una tabla que traducimos de The British Heart Foundation como ayuda:

 

Edad Máximo de sal diario Máximo de sodio diario
1-3 años 2g 0.8 g
4-6 años 3g 1.2g
7-10 años 5g 2g
11 años y mayores 6g 2.5 g
Adultos 6g 2.5 g

 

No estamos diciendo que necesites poner sal en tu comida y comerla sin límites. Al contrario, lo que se recomienda es que no comas demasiada sal y tampoco muy poca. 

 

Riesgos de salud del bajo consumo de sodio


Como dice el poema, ten cuidado de bajos niveles de sodio, mi niño. Si comes muy poca sal, básicamente estás jugando contigo mismo como un acordeón. 

 

Al menos dos estudios distintos demostraron en el 2011 que muy poca sal puede aumentar la posibilidad de un ataque al corazón y la muerte. 

 

El factor primordial a considerar en este caso es que el cuerpo no puede producir sal por cuenta propia. Tiene que obtenerla de alguna fuente externa.

 

Lo que sí hace tu cuerpo, y lo hace muy bien, es botar los excesos de sal en caso de que reciba demasiada, pero no lo hace sin consecuencia alguna. 

 

Riesgos de salud ante un alto consumo de sodio

 

Sorprendentemente, el cuerpo se libera de toda la sal que obtiene que no necesite. Queda muy poca sal extra, realmente, para ser absorbida en el cuerpo si te comes demasiadas papas tostadas una tarde sin saber cuánta sal estás comiendo de más. 

 

¡Unas cuantas tazas extra de café pueden hacer que pierdas mucha agua y sal! Como mineral, la sal se puede drenar del cuerpo con bastante facilidad. 

 

Sin embargo, si mantienes un consumo excesivo de sal, pueden empezar a darse problemas. El consumo excesivo de sodio puede contribuir a una presión sanguínea elevada y se corre riesgo, entonces, de una enfermedad cardiovascular, ataque al corazón o un ataque coronario. 

 

Beneficios de la reducción de sodio

 

No deberías nada más cortar la sal de tu dieta por completo. La reducción del consumo de sodio es sustancialmente beneficiosa, especialmente con el tipo de alimentos que consumimos a diario. 

 

Una presión sanguínea elevada está directamente relacionada con el alto consumo de sodio (Appel, et al., 2011). Es importante señalar que una presión arterial elevada es una causa primordial, pero evitable, de mortalidad y morbidez en los Estados Unidos y alrededor del mundo. 

 

Claramente necesitamos reducir la cantidad de sal que consumimos a nivel mundial, pero usualmente es esencial para un sabor mejorado (a veces inclusive nada más un buen sabor); sin mencionar lo necesaria que es para nuestra salud. 

Sin sal, muchos alimentos pierden sabor y resultan blandos. ¿Qué podemos hacer, entonces?

Tipos de sales

 

Priero, por favor nota que no a todas las sales se les creó por igual. 

 

La sal ordinaria, la sal de mesa (mejor conocida como sal procesada) y la sal natural (sal de piedra o sal marina) son dos cosas diferentes. 

 

  • La sal de mesa proviene de la mina de depósitos. Se procesa para darle una textura fina.
  • La sal marina se obtiene directamente por medio de la evaporación del agua marina, lo cual suena mucho más genial de lo que es realmente.
  • La sal de los Himalayas es sal de roca, comúnmentte tomada de la region Punjab de Paquistán, lo cual es tan genial como suena. 

 

Transferred funds to BCR – moving around funds via PayPal. 

Confirmed Marianela for the next day and after the appointment received information from her to forward to you about future steps. Will need to re-confirm with her on updates start of next week. 

Scheduled meeting with you for CR tour planning for May 6th. 

“How to open up your Facebook business account” search took place as requested; issued notification of content via Trello. 

 

The natural options tend to be clear of additives and bleach. They also tend to preserve their original enzymes and minerals (which are removed from processed salt). 

 

On Table VS Rock Salt

However, premium salt is not a truly good substitute for regular salt. 

“Posh salts” (such as pink and rock salt) are still almost 100% the same thing as table salt. Some might have more good minerals, but their sodium levels are pretty much identical, according to the Mayo Clinic.

So using a different type of salt to reduce sodium intake is pretty much bogus. What you need is to change what you use to season your food.

Changing Your Source of Sodium – Tare and Kelp as Salt Replacement 

 

Cutting out salt without eating tasteless food is a huge possibility. In fact, we consider ourselves quite savvy at it, thank you very much.

Tare and Kelp – Cutting Down on Salt

 

Kelp is a good and natural alternative to salt as it contains only 186 milligrams of sodium per cup. 

 

If you do the math, that means that a 2-tablespoon serving of raw kelp contains just 23 milligrams of sodium, which should help you have a better grip of your sodium intake altogether.

 

The good salty taste in kelp comes from other minerals, not sodium. Large servings of kelp should be consumed only occasionally. 

 

Like kelp, tare is also a natural alternative to salt as the good and salty taste in tare also comes from other minerals. 

 

Seaweed Salt – Another Option to Salt

 

Another option in the salt world is seaweed salt. Seaweed salt gives a good salty flavor to food, yet it does so with much less sodium consumption than regular table salt would.

 

Researchers at the Fraunhofer Institute for Process Engineering and Packaging IVV have actually concluded that algae could be used as a salt substitute, which would also help reduce sodium content. 

 

And numbers confirm it!

 

  • 1g of table salt = 0.4g of sodium
  • 1g of seaweed salt = between 0.022g to 0.047g sodium, depending on the seaweed species. 

 

In other words, seaweed contains more than 8 times less sodium than salt.

 

And it also has other good stuff in it! Seaweed is a source of potassium, magnesium, calcium, iron and iodine (Hotchkiss, 2010), all bits of things your doctor tells you constantly to eat. 

 

If you typically flavor food with stock cubes, cheese, condiments or soy sauce, seaweed can help you, too. You can use seaweed flakes to dry or roast meats and vegetables, which will remove moisture and actually strengthen your flavors. 

We get it, though: swapping salt for seaweed requires a psychological, practical and physical effort. But it is worth it. 

Use it to break bad habits. Simply taste your food before you reach for the seasoning. If you feel your desired taste has not been reached, add flavor into the food, not saltiness.

Indulge in spicing food up with seaweed salt, all the while reducing your overall sodium consumption. 

To preserve its natural salt from the ocean, seaweed is carefully selected from clean and pure waters before it is safely processed.  

Keep Your Eyes Open for Sodium

Remember, eating less salt is not just about cooking without it, regardless of the change that makes. It is also not just about using less salt to season your meals once you have sat down at the table. 

Shockingly, 75% of the salt we eat comes from your traditional store favorites, such as cereals, bread, and especially ready-to-go meals. A little bit of a salty product might not amount too high in your salt intake, but, over time and cumulatively, salts start adding up very quickly. Stay on the lookout!

Also, why not give seaweed a chance? You will not be disappointed.

References

 

Appel, L. J., Frohlich, E. D., Hall, J. E., Pearson, T. A., Sacco, R. L., Seals, D. R., … & Van Horn, L. V. (2011). The importance of population-wide sodium reduction as a means to prevent cardiovascular disease and stroke: a call to action from the American Heart Association. Circulation, 123(10), 1138-1143. 

https://www.ahajournals.org/doi/pdf/10.1161/CIR.0b013e31820d0793

 

Hotchkiss, S. (2010). Investigation of the flavouring and taste components of Irish seaweeds. https://oar.marine.ie/bitstream/handle/10793/73/Investigation%20of%20the%20Flavouring%20and%20Taste%20Components%20of%20Irish%20Seaweeds.pdf?sequence=1&isAllowed=y

Fraunhofer Institute for Process Engineering and Packaging. Seaweed instead of salt

https://www.fraunhofer.de/en/press/research-news/2016/July/seaweed-instead-of-salt.html

 

Mayo Clinic. What’s the difference between sea salt and table salt? 

https://www.mayoclinic.org/healthy-lifestyle/nutrition-and-healthy-eating/expert-answers/sea-salt/faq-20058512

 

World Health Organization. Salt reduction.

https://www.who.int/news-room/fact-sheets/detail/salt-reduction

Kommentar

Tang og tare;
Den Ultimate Guiden!

Her kan du lese alt du ikke visste du ville vite om supermaten fra havet. Fra vikingene til skjønnhetsindustrien, tang og tare har mange bruksområder!

Siste innlegg

Item added to cart.
0 items - 0.00